3.2.12

Mi mejor compañía... mi silencio interior.

¡¡¡¡Hola Hermanos!!!!

Aquí estamos nuevamente reunidos, en silencio interior, pues sin él como llegar a las verdades más profundas de nuestras Almas, como llegar a conectarnos con nuestro Ser Superior.
Sentir el Silencio interior, no implica aislarse en una ermita, alejado del mundanal ruido, de la sociedad y hasta de la naturaleza, por el contrario, el silencio interior se puede lograr insertado en la sociedad, con los claros oscuros, que ella  aún sostiene.

El silencio interior se consigue cuando se acalla la mente dejando el espacio libre al silencio, cuando el Ego acepta el lugar que le corresponde según el Plan Divino:

Ser un instrumento del corazón, pues está al servicio de este.

El corazón necesita del pensamiento para darle forma a sus sentires.
El Ego es un puente entre el pensamiento y el corazón.

Si el Ego enmudece al corazón, el pensamiento crea una "realidad" de ilusiones, de dualidad, donde el egoísmo, los celos, la mentira, el miedo, son sus mejores armas para perpetuarse como conductor  absoluto de nuestras vidas.
 El Ego busca poder y en el poder, que nosotros le concedemos, está su permanencia.
Si por el contrario, dejamos que el corazón fluya libremente, con la guía de la intuición, las energías que mueven los pensamientos son de luz y alejarán tanto ruido del Ego, siempre caprichoso con nuevas exigencias.

El corazón  siente, busca en el Silencio Interior de la mano de la intuición las soluciones a los problemas, las respuestas que buscamos, la Mente lo moldea en  pensamientos y el Ego acompaña la guía primogénita del corazón en el Silencio Interior.

¿Cómo transitar este estado de “Meditación permanente”?

Forma parte de un trabajo interno, que se llega  a través del Silencio Interior.
Es verdad que para sentir el Silencio interior, se debe meditar, aquí podríamos poner en práctica  muchas “técnicas” de meditación, según los gustos, nivel vibratorio de cada Ser Humano, como por ejemplo:
 Buscar un lugar tranquilo, sentarnos cómodamente, relajarnos y… aplicar todas las técnicas y métodos diversos según sus creadores y los seguidores de los mismos, pero hoy quiero hablarles, del silencio Interior que debemos lograr Siempre, con o sin técnicas de meditación de por medio, lograr que sea un constante en nuestras vidas.

¡SI, HERMANOS!, es como vivir en una meditación las veinticuatro horas del día, donde el Silencio Interior permanece inviolable, a pesar del caos exterior.

Quizás algunos de ustedes estén pensando…
Ashamel, realmente perdió su rumbo o algún tornillo de su inquieta cabecita, con la cantidad de problemas y adversidades que debemos atravesar cada día, ¿cómo lograr un estado de Meditación permanente?

Pero afirmo con seguridad y certeza que podemos vivir en Meditación permanente, conectados con nuestro Silencio Interior, a pesar de vivir en un caos exterior, aunque nuestras parejas estén en crisis, aunque la economía se quiebre o los políticos prometan soluciones a sus pueblos, que no cumplirán pues sus “prioridades” no son disolver  el hambre, la desnutrición, la persecución, el autoritarismo, la censura y la discriminación  de sus países y mucho menos a nivel global;  aún no se sienten como "partícipes responsables" a nivel Mundial.
¡Aún no comprenden que todos somos responsables de todos y de todo!
Que el UNO, implica que si te agreden a ti me están agrediendo a mí y si te hiero a ti me estoy agrediendo a mí y a toda la Humanidad.
 Con el Silencio interior, lograremos ese estado de armonía y meditación permanente a pesar de…(agreguen lo que más sientan en sus corazones)

Que les parece si compartimos un video  que nos habla de otro aspecto del Silencio Interior.






Si, Hermanos, además de encontrar en el Silencio interior las respuestas a nuestras inquietudes, en el Silencio Interior nos conectamos con el Creador y su Creación, pues en ella está el Creador/Creadora.

Cuando nos sumergimos en nuestro Interior y escuchamos al Corazón, lo dejamos que nos guíe, comenzamos a experimentar la conexión entre todos y todo.
Logramos sentir en la lluvia, en cada gota, la Creación Divina, el Amor inmensurable del Creador.
Sentimos el sentir profundo de nuestro Hermano, no necesitamos preguntarle ¿cómo te sientes?, pues lo sentimos en nuestro Silencio Interior.

Las palabras sobran, ya no las necesitamos, el Sentir se encarna, el Corazón abre el Portal para que se produzca la comunicación fluida de Corazón a Corazón.

Vivimos en una Meditación permanente, donde el Silencio Interior nos facilita el camino al descubrimiento de todo lo que tenemos olvidado en nuestro interior.

Les confieso, que cuando comencé a escribir estos mensajes semanales, le planteaba a mi Maestro Guía, Yeshua,  mi preocupación por encontrar temas todas las semanas, pero Yeshua siempre respondía:

“Busca en tu Interior, allí tienes los temas para escribir”.

 Y es así, tan sencillo y transparente, en mi interior están los temas para que los plasme en palabras de Amor Incondicional, pues somos mucho más de lo que creemos SER.

Somos multidimensionales, somos Seres Divinos, somos Ángeles encarnados, que poseemos en nuestro interior: Sabiduría, Paz, Amor, mucho Amor, solo debemos abrirnos al Silencio Interior, al sentir del Corazón, a la conexión con la Creación y en ella despojarnos del “dos”, para sentirnos UNO.

DEBEMOS CREER, ACEPTAR QUE SOMOS FUENTE DE LUZ Y SABIDURÍA.



video




Sentirnos UNO, es sentir  por ejemplo:

El mensaje de un árbol cuando apoyamos la mano en su corteza y nos habla de la misión que cumple en la Madre Tierra y como la cumple silenciosamente a través del tiempo, de las inclemencias climáticas y del… propio Ser Humano y en ese árbol sentimos a todos los árboles a través del tiempo y del espacio, sentimos la unidad.

Es Sentir en la sonrisa de un niño el Amor del Creador en todo su esplendor, pues nos Ama en la Paz, la Alegría y el Amor Incondicional a través de esa sonrisa.

En un árbol siento a toda la especie y la Creación Divina, en una sonrisa siento el Amor de Dios, en el Silencio Interior siento a la Humanidad, a Gaia y al Universo.


Bien Hermanos, llegó el momento de despedirme hasta nuestro próximo encuentro, les dejo un Amoroso Silencio Interior, colmado de abrazos y besos por doquier.
 
Con Amor Incondicional, Ashamel.





No hay comentarios: